Renta per capita municipios cataluna

La distribución territorial del valor de la renta per cápita se muestra en la Figura 4, donde se observa un mayor nivel de renta en los municipios del entorno del Área Metropolitana de Barcelona, así como en varios municipios de Girona y del Pirineo. La comparación de los mapas de las Figuras 3 y 4 permite concluir una cierta relación entre la incidencia de la enfermedad y el nivel de renta, en consonancia con el gráfico de dispersión mostrado en la Figura 1. Los datos reproducidos en la Tabla 1 sugieren que, efectivamente, la incidencia de la enfermedad ha sido mayor en los municipios con mayor renta per cápita, con alguna notable excepción, como es el caso del municipio tarraconense de Caseres, con un nivel de renta bajo y una tasa de casos de COVID-19 muy elevada, o el municipio de Saldes Berguedà, con justo la situación inversa.

Figura 4. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Atlas de Rentas Municipales del Instituto Nacional de Estadística Según la renta media per cápita en 2018, estos son los diez municipios más ricos de Cataluña: Sant Cugat del Vallès: 20.582 euros Sant Quirze del Vallès: 18.163 euros Además, Madrid capital, con 16.700 euros por habitante, se sitúa en el puesto 16, por delante de Barcelona, que con 16.386 euros ocupa el puesto 19. Así, Pozuelo de Alarcón cuadruplica en renta neta por habitante al municipio donde es más baja, Níjar Almería, que tiene una renta media de 7.307 euros.

Entre los 50 municipios españoles con menor renta media por habitante ninguno está en Cataluña. El INE también estudia la renta por habitante de los barrios de las grandes ciudades. Pedralbes es el barrio barcelonés con mayor renta por habitante, con 33.501 euros, y ocupa el sexto lugar del Estado, por detrás de cinco barrios de Madrid: Viso, Recoletos, Piovera, Castellana y Nueva España.

En Barcelona, tras Pedralbes se sitúan Sant Gervasi – Galvany 33.012 euros, Les Tres Torres 32.179 euros y Sant Gervasi – Bonanova 27.709 euros. El informe destaca que en el AMB, donde 3,2 millones de personas aportan el 51,5% del PIB de Cataluña, existen fuertes desigualdades entre municipios. Así, en la actualidad, la diferencia de renta de los habitantes según el municipio en el que viven es ligeramente superior a la de principios de siglo, mientras que entre 1985 y 2000 se había reducido.

Además, la renta del 20% de la población más rica del AMB casi quintuplica la del 20% más pobre. Una diferencia que es menor que en el total de Cataluña, donde la renta de los más ricos es hasta 5,5 veces superior a la de los más pobres. Según el estudio, el gasto público local medio en el AMB es de 1.267 euros por habitante y año.

Dos tercios de los municipios, sin embargo, no llegan a los 1.000 euros por habitante, y cuatro de ellos, Santa Coloma de Gramenet, Ripollet, Badalona y Sant Andreu de la Barca, gastan menos de 800 euros per cápita. En el otro extremo, Castellbisbal, Barcelona, Sant Just Desvern y Sant Cugat del Vallès realizan un gasto público de más de 1.400 euros por habitante y año. En la mayoría de los municipios, cuanto mayor es el PIB per cápita, mayor es el gasto público per cápita.

Según el informe, esto se debe a que tienen una mayor base fiscal y, por tanto, más capacidad de recaptación, ya sea porque concentran la actividad económica con más valor añadido o la población residente con una mayor renta. Por el contrario, son los municipios donde los habitantes tienen una menor renta per cápita, donde la proporción del gasto dedicado a servicios sociales es aún mayor, paradójicamente, por encima de los municipios de mayor renta y PIB. En Badia del Vallès, por ejemplo, el gasto público por habitante es de 866 euros, pero hasta el 16,5% de éstos se dedican a gasto social, situándose así como el municipio que más gasto dedica. En el lado opuesto, poblaciones como Sant Joan Despí o Begues, que superan los 1.100 euros por habitante, destinan menos del 5% del gasto a cuestiones sociales.

El Maresme es la comarca que concentra el mayor número de municipios situados entre los más ricos de Cataluña, según los datos de la Agencia Tributaria publicados a partir de las declaraciones de la renta de 2018. Alella es la que aparece en cuarto lugar primero en el Maresme en esta clasificación encabezada por Matadepera Vallès Occidental, Sant Just Desvern Baix Llobregat y Sant Cugat del Vallès Vallès Occidental. El hecho de que nueve municipios del Maresme se encuentren entre los 20 con mayor renta per cápita de Cataluña es un excelente indicador de la alta calidad de vida que se disfruta en la comarca.

El Maresme goza de un excelente clima, gracias a su proximidad al mar y a un entorno natural. Destacar la cercanía y la buena conexión con Barcelona. En el Maresme hay una excelente oferta de propiedades de alta calidad, propiedades con piscinas y jardines o hermosos apartamentos.

Con